lunes, 11 de febrero de 2013

COMPLEJA DINÁMICA EN JUEGOS COMPLICADOS



Ilustración esquemática de la naturaleza cualitativa de la dinámica asintótica de aprendizaje en el espacio de parámetros complicados para juegos de azar. β = 0,07.
Crédito: PNAS

Los juegos de habilidad como el ajedrez o el póker podrían ser demasiado complejos como para poder abarcarlos en su totalidad, y la idea de dominarlos, es prácticamente imposible.
El Juego del Ajedrez tiene más de 1.200 años de antigüedad; circulan muchas leyendas sobre su origen y  es un juego  bastante difícil para jugarlo bien. Consta de un tablero con 64 escaques con un juego de 16 figuras que habitualmente son  de color negro y otro de color blanco; cada una tiene 2 torres, 2 caballos, una reina, un rey, 2 alfiles y 8 peones.
En cuanto al póker, es un juego de cartas en que los jugadores, con todas o parte de sus cartas ocultas, hacen apuestas sobre una puja inicial, recayendo la suma total de las apuestas en el jugador o jugadores con la mejor combinación de cartas.

Jugar bien estos juegos, es bastante difícil y según el estudio del Doctor en Física Tobías Galla de la Universidad de Manchester y el profesor Doyne Farmer de la Universidad de Oxford y el Instituto Santa Fe, es probable que así sea.
Después de ejecutar miles de simulaciones de juegos de dos jugadores, observaron la manera en la que el comportamiento humano influye en la toma de decisiones. Los resultados se han publicado en “Proceeding of the National Academy ofSciences (PNAS)”.

Descubrieron que en juegos simples con pocos movimientos, como las en raya, la estrategia es demasiado sencilla y el juego aburre enseguida a los jugadores; no obstante, cuando los juegos son más complicados y poseen mucho más movimientos, como el ajedrez y los juegos de cartas complejos, las acciones de los jugadores son menos racionales, pues resulta más complicado dar con la estrategia más adecuada.
Se cree que esta investigación podría acarrear implicaciones de gran calado en ámbitos como los mercados financieros. Muchos economistas basan sus predicciones sobre el mercado de valores en la Teoría del Equilibrio a pesar que según algunos estudiosos, al apoyarse en ella, uno asume que los corredores poseen una racionalidad y una inteligencia infinitas.
Las estrategias de juego aprendidas se comportan como órbitas del sistema dinámico y son impredecibles debido a su gran sensibilidad a los detalles del proceso, por cuanto pequeños cambios conducen a grandes cambios en el resultado final.
La teoría de juegos es la herramienta estándar utilizada para modelar las interacciones estratégicas de la biología evolutiva y las ciencias sociales
Los autores del estudio se han propuesto ampliarlo aún más para incluir juegos con varios jugadores. Un ámbito de interés especialmente relevante en la actualidad sería observar como cambia el juego con el paso del tiempo, con lo que se obtendría una analogía más similar al funcionamiento de los mercados financieros.
Los primeros resultados obtenidos apuntan a que al aumentar la cantidad de jugadores, se reduce la posibilidad de alcanzar un equilibrio. Así, en juegos complicados con múltiples jugadores, como es el caso de los mercados financieros, es incluso menos probable que el equilibrio sirva para dar una explicación a su funcionamiento.
El trabajo completo del Dr. Galla y Profesor Farmer, “Complex Dynamics in Learning Complicated Games” se encuentra en PNAS y en CORDIS.
Fuente: PNAS / CORDIS / Universidad de Manchester / E Mule (ph) / Wikipedia

No hay comentarios: