lunes, 17 de septiembre de 2012

ACEITE DE OLIVA Y PUNTERO LÁSER VERDE




Quienes dentro de los aceites, tienen preferencias por el Aceite de Oliva y al mismo tiempo, debido a su trabajo utilizan punteros láser  verde, se les presenta una opción que su puntero puedan utilizarlo para confirmar si el aceite de oliva que han comprado es o no es Extra Virgen.
Transcribo  lo que informa hoy  Francis (Ph) en su página científica:
Los aficionados a la astronomía suelen disponer de un láser verde, pero pocos habrán pasado el haz de dicho láser a través de aceite de oliva. Quienes lo hayan hecho habrán observado que un haz de color amarillo, que es debido a la fluorescencia: las moléculas de aceite de oliva, absorben los fotones de luz verde de alta energía y los reemiten como fotones de luz amarilla de menor energía.
Lo más curioso es que si el aceite de oliva es extra virgen, el haz adquiere un color rojo (o anaranjado). El aceite de oliva tiene un índice de refracción de 1,47 mientras que el agua solo tiene 1,33. Cuanto menos refinado esté (o más virgen sea) el aceite de oliva, más rojizo será el haz. Me he enterado gracias a  Gordon R. Gore, "Fun with fluorescence in olive oil," Phys. Teach. 50: 377-378, 2012.”
Fuente:Francis (Th) The Mule News

POSIBILIDAD QUE EL AUTISMO SEA REVERSIBLE



Conecciones sinapticas en el cerebro de una modelo de ratón para el autismo – crédito de la foto: Stephane Baudouin
Los profesores Peter Vogt Scheiffele y Kaspar del Biozentrum de la Universidad de Basilea, Suiza, han identificado una disfunción específica en los circuitos neuronales que es causada por el autismo. El trabajo efectuado por estos científicos que informaron  mediante publicación en la revista “Nature”, también informan de su éxito  en revertir estos cambios neuronales, que son una paso importante en el desarrollo de fármacos para el tratamiento del autismo.

Según las estimaciones actuales, alrededor de un 1%  de todos los niños tienen la factibilidad de  desarrollar un trastorno del espectro autista, que se centraliza en que pueden mostrar  un comportamiento social limitado con patrones rígidos y limitado desarrollo del habla.
El autismo es un trastorno hereditario en el desarrollo del cerebro. Un factor de riesgo esencial para el desarrollo del autismo, son las numerosas mutaciones en más de 300 genes, incluyendo el gen neuroligin-3, que está implicado en la formación de sinapsis, la unión del contacto entre las células nerviosas.
Las consecuencias de la pérdida de neuroligin-3 puede ser estudiado en modelos animales. Los ratones que carecen del gen para neuroligin-3 desarrollan patrones de comportamiento que reflejan aspectos importantes que se observan en el autismo. En colaboración con Roche, los investigadores de la Biozentrum de la Universidad de Basilea han identificado un defecto en la transmisión de la señal sináptica en estos ratones que interfiere con la función y plasticidad de los circuitos neuronales. Stephane Baudouin, el primer autor de este estudio, comenta que se podría rastrear de nuevo el efecto negativo al aumento de la producción de un receptor de glutamato neuronal específico, que modula la transmisión de señales entre las neuronas. Un exceso de estos receptores inhibe la adaptación de la transmisión de la señal sináptica durante el proceso de aprendizaje, rompiendo así el desarrollo y función del cerebro en el largo plazo.
De gran importancia es el hallazgo de que el retraso en el desarrollo del circuito neuronal en el cerebro es reversible. Cuando los científicos reactivaron la producción de neuroligin-3 en los ratones, las células nerviosas redujeron la producción de los receptores de glutamato a un nivel normal,  desapareciendo  los defectos estructurales en el cerebro típico del autismo. Por lo tanto, estos receptores de glutamato podría ser una alerta farmacológica adecuada con el fin de  detener el desarrollo del trastorno del autismo o incluso revertir.
 El autismo en la actualidad no tiene cura, sólo los síntomas de la enfermedad se pueden aliviar con terapia conductual u otro tratamiento. Los resultados de este estudio ha permitido un nuevo enfoque en su tratamiento; la Unión Europea apoya proyectos de la UE-AIMS, los grupos de investigación de la Biozentrum están trabajando en colaboración con Roche y otros socios de la industria en la aplicación de los antagonistas del receptor de glutamato en el tratamiento del autismo.
Fuente: Universität Basel
Leer mas: