domingo, 2 de septiembre de 2012

TEJIDO VIVO CON SENSORES NANOELECTRÓNICOS MACROPOROSOS



Sensores y neuronas en un mismo tejido
La ciencia ficción nos ha mostrado la posibilidad de incorporar circuitos electrónicos en el interior de los tejidos humanos. En la actualidad, es la nanotecnología con sus avances permite que sea realidad.
En los Estados Unidos, científicos han ideado una manera de hacer crecer un cultivo de tejido vivo sobre una matriz que contiene diminutos sensores electrónicos. Los cultivos se han direccionado hacia las pruebas de drogas, pero también pueden contribuir al desarrollo sintético de  órganos de reemplazo.
El crecimiento de tejido vivo con sensores electrónicos integrados podrá tener una gama de aplicaciones biológicas y médicas.
El equipo  de la Universidad de Harvard  liderados por  Charles Lieber, se ha asociado con los ingenieros de tejidos del Instituto de Tecnología de Massachusetts y el Hospital de Niños de Boston para desarrollar una mejor manera de integrar a los tejidos con la electrónica.
En lugar de basarse en los tradicionales electrodos detectores (que entregan señalas más débiles a medida que se hacen más pequeños), Lieber y sus colegas optaron por  transistores de silicio  que permiten mejor efecto de campo como detectores 
(FET= Transistor de Efecto de Campo / Field-Effect Transistor en inglés). 

Estos pueden ser extremadamente pequeños, partiendo  desde los 30 nm (nanómetros) de diámetro – nanocables – que dan lecturas más precisas.
El FETs, junto con la circuitería de interconexión, fue insertada dentro de una matriz porosa especial, biocompatible 3D; luego los investigadores cultivaron el tejido en la parte superior de la matriz, la cual creó una fina  red de sensores FET dentro del tejido.
Jia Liu estudiante del Laboratorio de Lieber y uno de los autores principales de un documento sobre el trabajo,  dice que “…el proceso permite no ser invasivo, por cuanto evita utilizar electrodos que puncionen a través del tejido al  grabar o estimularlo”.
Los investigadores probaron durante varias semanas la viabilidad celular y encontraron que el defecto fue mínimo.
Para su utilización en la creación de implantes médicos sintéticos para varias partes del cuerpo, deben efectuarse aún estudios de largo plazo.
Fuente:Physics World (Tim Wogan) / Wikipedia