viernes, 6 de enero de 2012

LA POBLACION MUNDIAL AL 2012

La Tierra, nuestro hogar en un Universo más allá de la imaginación . crédito foto: NASA

El número de personas que viven en el mundo en un momento determinado, es la que forma la población mundial, la cual y está determinada por el nacimiento, muerte y esperanza de vida de los individuos.
2011 terminó y se inició un nuevo ciclo de 12 meses, el 2012.
Este nuevo período de tiempo, comienza con una información que no pasa desapercibida; la población mundial del planeta supera los 7.000.000.000 (Siete mil millones) de habitantes.

El U.S. Census Bureau norteamericano, al día 01 de enero de 2012 registró una población mundial de 6.984.895.594 habitantes; hoy, 06 de enero de 2012 a las 20:35 UTC, registra un incremento que la hace llegar a 6.986.132.556 este ritmo hace estimar que en los primeros días de febrero próximo, llegaremos a los siete mil millones.

Hay organismos que consideran superada la cifra anterior con el nacimiento de una niña en Manila, Filipinas, el 30 de octubre de 2011, con la cual se habría llegado a los siete mil millones.
A esta situación, se agregan estudios que señalan la factibilidad que para el año 2050, el 22% de la población mundial tendrá más de 60 años de edad.
Las causas decisivas del fuerte aumento poblacional terrestre, considera la alimentación, la generalización de la higiene, la sanidad, los medicamentos y el desarrollo tecnológico.

En el año uno de la era cristiana, los análisis consideran una población mundial de 200 millones de habitantes;  dos mil doce años después, creció a un ritmo aproximado de 3.380.000 habitantes/año.
Desde los tiempos primitivos hasta mitad del siglo 18, el crecimiento fue lento; desde la segunda mitad de dicho siglo hasta el momento, la expansión demográfica se debió a revoluciones agrarias, industrial y tecnológica, las cuales permitieron la obtención de excedentes alimentarios, disminuyendo el hambre y liberando mano de obra de las actividades agrarias. Bajó la mortalidad debido a los avances sanitarios, económicos y tecnológicos que posibilitaron la desaparición de epidemias y se incrementaron nuevas técnicas industriales.
Se agrega una causa última, correspondería la gran proporción de población joven; a medida que los jóvenes van aumentando en edad, el número total de nacimientitos es mayor, aún cuando las parejas sólo tengan dos hijos. En la actualidad, la tasa de crecimiento es de aproximadamente 1,2% a pesar de observarse grandes disparidades a nivel mundial; al mismo tiempo, el crecimiento poblacional se produce principalmente en los países en vías de desarrollo.
Las proyecciones de crecimiento demográfico de las Naciones Unidas, varían en forma amplia, ya que dependen en gran medida de una impredecible variable: El número de nacimiento

Según una proyección a largo plazo de la ONU en su variante media, con una tasa de fecundidad de 2 hijos por mujer, la población podría estabilizarse en 10.800 millones de habitantes para mediados del siglo XXII.
En la variante alta, que es la proyección menos optimista, con un promedio de 2,6 hijos por mujer, la población podría alcanzar los 27.000 millones de personas.
En la variante baja o proyección optimista, con un promedio de 1,6 hijos por mujer, el total poblacional podría bajar a 3.600 millos de habitantes para el año 2150.
Sean las variables que sean, me pregunto: ¿estaremos en condiciones de cuidar el planeta para que resista esta cantidad de personas?
Las reservas de alimentos, agua y combustible ¿seguiremos utilizando lo que tenemos hasta llegar a su agotamiento, o lograremos desarrollar alternativas limpias que no dañen el planeta?
Todo lo que los seres humanos hagan en beneficio de su único hogar en el universo, debe ser ejecutado con responsabilidad global. Las consecuencias de actos personales o grupales que no consideren el futuro de la realidad planetaria, sólo acarrearía “llanto y crujir de dientes”.
Por lo tanto, la solución es obvia