domingo, 20 de mayo de 2012

CONSTELACIONES, ZODÍACO Y ASTROLOGÍA

LAS 13 CONSTELACIONES DEL ZODÍACO



En algún momento de nuestras vidas, hemos leído alguno de los tantos horóscopos que son publicados en periódicos, revistas, la Web. Estas predicciones del futuro que realizan quienes se dedican a esta seudociencia, son deducidas de la relativa posición de los objetos celestes del sistema solar y de las constelaciones zodiacales en un momento dado.
El planeta es más antiguo que la especie humana, y todo el número de estrellas que vemos en el cielo, es superior a los granos de arena de todas las playas del planeta Tierra. Es por eso que la inquietud de los seres humanos por conocerlas, se remonta a la antigüedad.  A pesar de los esfuerzos de los astrónomos y astrólogos antiguos por poner figuras en el cielo, una constelación no es más que una arbitraria agrupación de estrellas, compuesta de estrellas intrínsicamente débiles que nos parecen brillantes porque están cerca, y de estrellas intrínsecamente más brillantes porque están algo distantes. Puede decirse  con una precisión muy grande que todos los puntos de la Tierra están a igual distancia de cualquiera estrella.  A esto se debe que las formas que adoptan las estrellas en una constelación dada, no cambien cuando nos desplazamos por ejemplo de Norte América  a Sudamérica.
Desde el punto de vista astronómico, Río  de Janeiro está en el mismo lugar que Santiago de Chile. Las estrellas de cualquier constelación están tan lejos, que no podemos reconocerla como una figura tridimensional mientras permanezcamos atados a la Tierra.
La distancia media entre las estrellas es de unos cuantos años luz,  y un año luz son 9,5 billones de kilómetros.

Como al ser humano le interesa el desplazamiento de las estrellas y planetas en el firmamento. Su observación le permite verificar el tránsito de ellos, razón por la cual estas regiones fueron agrupadas representando imaginarias figuras, algunas humanas, otras de animales u objetos. Son las constelaciones en las cuales cree que tienen el poder de influir en su vida personal.
Realmente, la utilidad principal de las constelaciones, es servir en la ubicación de los objetos celestes (planetas, asteroides, cometas, estrellas, nebulosas, galaxias, cúmulos estelares, etc.),  incluso en la actualidad  permite la ubicación de los satélites artificiales que se han colocado en el  espacio cercano, sean de índole observacional o comunicacional. En la antigüedad también servían a los navegantes para conocer su posición en alta mar.
Para los Caldeos es probable que las figuras del cielo no fueran las mismas que las que vieron los griegos, pero fueron las de la antigua Grecia las que pasaron a nuestra cultura astronómica actual.
Originalmente las constelaciones se habían definido de manera informal  según patrones de formas creadas imaginariamente por los observadores.

Ante el ritmo acelerado de la astronomía desde comienzos del siglo XX, los astrónomos decidieron contar con un conjunto oficial de los límites de cada constelación, especialmente ayudaría en el nombramiento de nuevas estrellas variables que aparecen y desaparecen en lugar de brillar constantemente.


Fue así como en 1928, la Unión Astronómica Internacional UAI (IAU sus siglas en inglés) reagrupó oficialmente la esfera celeste en 88 constelaciones, con límites precisos, de tal modo que todo punto del cielo quedara dentro de límites bien determinados.
La UAI definió una constelación por su frontera, indicadas mediante las coordenadas del cielo y no por su patrón; motivo que permite que una misma constelación pueda tener  varias variantes en su representación.
Es así como se diferencian de asterismos. Los asterismos son patrones o formas de estrellas que no están relacionadas con las constelaciones conocidas pero que son  ampliamente reconocidas por los aficionados a la astronomía. Ejemplo de asterismo es la Osa Mayor, como se conoce en Estados Unidos, en cambio en Europa la conocen como El Arado.
Una agrupación de estrellas en una constelación, formando una imaginaria figura,  no significa que  necesariamente estén agrupadas o relacionadas entre sí en el espacio. Físicamente pueden aparecer cerca unas de otras, como Las Pléyades (cúmulo estelar M45 de la Constelación del Toro, también conocido como Las 7 Hermanas, pero que lo componen más de 500 estrellas), pero solo es una cuestión de perspectiva de como desde la Tierra interpretamos su posición.

El Zodíaco
De las 88 constelaciones definidas por la UAI, el Sol, en su viaje aparente alrededor de nuestro planeta en 365 días, lo hace siguiendo una línea imaginaria llamada eclíptica que corta el ecuador celeste en un ángulo de 23 grados y 27 minutos.  
La franja del tránsito que se genera, hace pasar aparentemente a nuestra estrella por 13 Constelaciones que llamamos Zodíaco, franja que se extiende ocho grados a ambos lados de la eclíptica. Incluso podrían considerarse 14 constelaciones si tomamos en cuenta el breve paso por Cetus (aproximadamente 1/2 día, entre el  27 y 28 de marzo).

El siguiente cuadro señala los días que el Sol demora en atravesar cada una de las 13 constelaciones  Zodiacales:

Constelaciones zodiacales

Constelación
Fecha: Del
Fecha: Al
Número de Días
Capricornio
19-enero
15-febrero
28
Acuario
16-febrero
11-marzo
24
Piscis
12-marzo
18-abril
38
Aries
19-abril
13-mayo
25
Tauro
14-mayo
19-junio
37
Geminis
20-junio
20-julio
31
Cáncer
21-julio
09-agosto
20
Leo
10-agosto
15-sept.
37
Virgo
16-septiembre.
30-octubre
45
Libra
31-octubre
22-noviembre
23
Escorpión
23-noviembre.
29-noviembre
7
Ophiucus
30-noviembre.
17-diciembre.
18
Sagitario
18-diciembre.
18-enero
32



365 días

Crédito de la tabla:
Dr. Lee T. Shapiro, Director - Planetario Morehead -Universidad de Carolina del Norte, Chapel Hill

En cuanto a sus figuras, estas han sido imaginadas por  los seres humanos, no corresponden realmente a una ubicación real de cada objeto. Las imaginamos al mirar el cielo  desde la Tierra, en cualquier otro lugar del espacio estelar, no son las mismas.
La imagen que sigue, ejemplariza la real ubicación de un grupo de  estrellas que de acuerdo a nuestra imaginación, vemos en forma de Cruz. Es La Constelación de la Crux, ubicada en el hemisferio austral cerca del polo sur celeste,  está formada aparentemente por cuatro estrellas; realmente son más y su ubicación es bastante diferente.

 La estrella ubicada en la base de Crux es Alpha Crucis, estrella doble, brillante, está a 320 años luz del sistema solar; Gama Crucis la del extremo norte es una estrella gigante roja ubicada a 88 años luz de la Tierra;  la estrella del extremo izquierdo es BeCrucis, Beta Crucis o Mimosa, estrella supergigante de color azul, ubicada a 280 años luz de nosotros y al extremo derecho está una estrella blanco-azulada, DeCrux o Delta Crucis que está a 360 años luz.


Si llevamos el ejemplo a una constelación utilizada en pronósticos astrológicos, la Constelación del León o LEO, que los babilónicos asociaban con el Sol porque el solsticio de verano en el hemisferio norte  sucedía cuando nuestra estrella estaba en esta parte del cielo, comprobaremos que las distancias de cada estrella que forma imaginariamente la figura de un león, están bastante alejadas de nuestro planeta.


Las estrellas principales que forman la figura imaginaria de Leo son:  Regulus  o Alpha Leonis estrella múltiple la más brillante de la constelación que se encuentra a 77 años luz de la Tierra y ubicada en la parte delantera del león;  Denébola o Beta Leonis está a  36 años luz de nosotros, es una estrella blanca de 2ª magnitud; Algieba o Algeiba , hermosa estrella binaria (Algeiba A y Algeiba B), ubicada a 131 + 3  años luz; Ras Elased Australis cerca de la nariz del león, es una estrella gigante luminosa amarilla situada a 251 años luz de la Tierra; Dur o Zosma – Delta Leonis, estrella blanca de la secuencia principal ubicada a 58 años luz; Gliese 436 estrella a la cual se le descubrió que posee un exoplaneta (Gliese 436 b) del tamaño de Neptuno y muchas estrellas principales más.
 También en esta constelación encontramos Galaxias en espirales (M65 y, M66), Galaxias barradas (M95, NGC 2903) y otros objetos de igual o mayor importancia.





Es una de las constelaciones más conocidas, Leo contiene brillantes estrellas, entre ellas Alpha Leonis o Regulus  (el corazón del león), Beta Leoniis o Denébola que posee un disco circumestelar, otras más tenues y muchas más.
El dibujo que sigue muestra  la Tierra, el Sol y las principales estrellas que  fueron interpretadas dando figura al león, con sus respectivas distancias en años luz.

Solamente si consideramos  las dos estrellas ubicadas en los extremos de la figura, vemos que están bastante lejos de nuestro planeta. Ras Elased Australis cerca de la nariz del león a 251 años luz;  Denébola que  correspondería a la  zona de la cola  a 36 años luz. Entre ambas, existe una distancia de 215 años luz.
La más cercana está a 36 años luz del Sol y también de la Tierra, que a su vez está a solo  8 minutos luz de nuestra estrella.

A las distancias mencionadas, hay que considerar  el desplazamiento en el espacio-tiempo de la Tierra y el Sol.  Nuestro planeta  se traslada alrededor del Sol a una velocidad de 29,8 kilómetros por segundo, el Sol se traslada junto con  todos sus planetas, a 220 kilómetros por segundo alrededor del centro galáctico, demorando 250.000.000 años en dar una vuelta completa; al nacer un ser humano este no se mantiene en un  mismo punto del espacio. A la hora de nacido, la tierra recorrió 107.280 kilómetros en su viaje alrededor del Sol y éste recorrió  792.000 kilómetros en su viaje con sus planetas alrededor del Centro de la Vía Láctea. La luz en un año recorre  9,5 billones de kilómetros, la estrella Denébola esta a 342 billones de Km., de la Tierra.

Quienes se dedican a la astrología, no toman en cuenta estas distancias y las ubicaciones reales de la Tierra en el espacio; dividen la franja del zodíaco sólo en 12 constelaciones de 30º cada una; dejando fuera a Ophiucus; no consideran  la precesión de los equinoccios, el Punto Vernal (0º de Aries) que hace 26.000 años se encontraba en Aries hoy está en Piscis. Los signos zodiacales de las constelaciones originales no se encuentran en sus lugares originales invalidando cualquier predicción.

Forma oficial de la constelación de Leo (crédito: UAI/Sky)

Al mismo tiempo, como no existe una figura oficial de las constelaciones, cada artista las interpreta como quiere. La UAI sólo ofrece  una lista de 88 constelaciones, sus acrónimos y sus fronteras en ascensión recta y declinación, nada más. En cuanto a las estrellas, lo mismo, no existe un solo nombre oficial; se utiliza el que uno quiera según sus necesidades y con respecto a los nombres tradicionales, cada estrella puede tener varios nombres y diferentes ortografías.
Muchas de las críticas que se hacen a la astrología, están basadas en la interpretación de cartas astrales, que normalmente están relacionadas con el perfil sicológico o el  carácter del sujeto al cual se le levanta la carta natal, son tan vagas y genéricas que pueden ser aplicadas a cualquier sujeto que lea el informe con más o menos acierto. Todo se debe que la astrología no es una ciencia y no se le puede aplicar  el método científico, y no hace ningún esfuerzo en demostrar análisis convertidos a resultados numéricos.
El  objeto de la astrología es más la psicología humana, se le puede considerar como un psicoanálisis de los seres humanos.
El efecto Forer, explica que quienes creen en la astrología, creen  en su fiabilidad ante las descripciones de nuestra personalidad que han sido realizadas específicamente para nosotros, cuando en realidad son predicciones generales y suficientemente vagas como para ser aplicadas a un amplio espectro de gente; los psicólogos lo llaman  la falacia de la validación personal desde que en 1948 fue estudiada por el psicólogo  Bertram R. Forer que demostró que se puede adivinar el carácter y la personalidad de una persona sin necesidad de ninguna dote adivinatoria especial.
Los astrólogos antiguos eran astrónomos ¿lo son ahora?  Lo que parecía ser evidente en los tiempos de Hiparco (nacido en Nicea aproximadamente en el año 190 a.C.), hace más de dos mil años, en la actualidad no lo es, la posición de los astros es diferente.
A pesar de todo,  muchos seguidores consideran la astrología solo como un arte de entretenimiento interpretativo.

Glosario:
Hiparco de Nicea, astrónomo, geógrafo y matemático griego, después de Eratóstenes fue director de la Biblioteca de Alejandría. Sus aportes: Primer catálogo de estrellas, división del día en 24 horas de igual duración, descubrió la precesión de los equinoccios, distinción entre año sidéreo y año trópico, etc.
Punto Vernal: Punto de arranque del zodíaco, grado cero (0º) que en la actualidad está entre la Constelación de Piscis y Acuario debido a la precesión de los equinoccios. Han pasado más de 3.000 años desde que los astrónomos babilónicos lo determinaron en Aries; pero la astrología sigue manteniéndolo en la constelación original Aries.
Fuente: Planetario Morehead / Wikipedia / UAI / Francis The Mule(ph) /Varios
Créditos: Imagen Constelación oficial de Leo  UAI
Cuadro y dibujo Dr. Lee T. Shapiro Director  Planetario Morehead Universidad Carolina del Norte, Chapel Hill
Imagen del león: Astro y Ciencia
Imagen Constelación de la Cruz  Wikipedia
Enlaces relacionados: http://www.iau.org/public/constellations/

1 comentario:

Anónimo dijo...

Ophiocus