lunes, 31 de diciembre de 2012

HÉROES DE LA CIENCIA



Estas figuras de los grandes de la ciencia, fueron desarrolladas por Russell Gawthorpe, conocido también como Datazoid en Deviantart, ocupó más de 50 horas digitalizando la pintura y el Photoshopping.
Las figuras Play Mates estan basadas en las figuras de los personajes de Star Trek The Next Generation y Star Trek Deep Space Nine.

Faltan muchos científicos, de diversas áreas, esta muestra se centra en héroes de la ciencia en física y divulgación.

Me ha llamado la atención por cuanto es una entretenida forma de incentivar el conocimiento de aquellos que han permitido ampliar la percepción del universo que nos rodea; varios de ellos son contemporáneos nuestros.

miércoles, 26 de diciembre de 2012

NUEVOS HORMIGONES – BIOLÓGICO Y ECOLÓGICO – PARA CONSTRUCCIONES


HORMIGÓN  PARA FACHADAS VIVAS

Imagen: Simulación de una fachada vegetal  Crédito: UPC

El Grupo de Tecnología de Estructuras de la Universidad Politécnica de Cataluña ha desarrollado y patentado un tipo de hormigón biológico, con capacidad para que crezcan en él organismos pigmentados, de manera natural y acelerada. 
El material, que está ideado para fachadas de edificios u otras construcciones en climas mediterráneos, ofrece ventajas medioambientales, térmicas y ornamentales respecto a otras soluciones de construcción similares. 
Los científicos crearon este nuevo tipo de hormigón biológico a partir de dos materiales a base de cemento. El primero de ellos es el hormigón convencional carbonatado (basado en cemento Portland), con el cual se obtiene un material de un pH del entorno de 8. 
El segundo material está fabricado con un cemento de fosfato de magnesio (MPC, del inglés Magnesium-Phosphate Cement), conglomerante hidráulico, que no requiere ningún tratamiento para reducir el pH, puesto que este es ligeramente ácido. 
El cemento de fosfato de magnesio se había utilizado anteriormente como material de reparación por su propiedad de rápido fraguado. Además, también se ha empleado como biocemento en el ámbito de la medicina y la odontología, lo cual indica que no tiene un impacto medioambiental adicional. 
La innovación de este novedoso hormigón (multicapa vertical) resultante es que se comporta como un soporte biológico natural para el crecimiento y desarrollo de determinados organismos biológicos, concretamente ciertas familias de microalgas, hongos, líquenes y musgos.
Fachadas que cambian de color con las estaciones 
Una vez patentada la idea, el equipo investiga ahora la mejor manera para favorecer el crecimiento acelerado de este tipo de organismos en el hormigón.
El objetivo de la investigación es conseguir acelerar el proceso natural de colonización, obteniendo un aspecto atractivo en no más de un año. La idea es también que las fachadas construidas con el nuevo material muestren una evolución temporal mediante cambios de coloración en función de la época del año, así como de las familias de organismos predominantes.
En este tipo de construcción, se evita la aparición de otros tipos de vegetación para impedir que sus raíces echen a perder el elemento constructivo.
Para obtener el hormigón biológico se han modificado, además del pH, otros parámetros que influyen en la bioreceptividad del material, como por ejemplo la porosidad y la rugosidad superficial. 
El resultado obtenido es un elemento multicapa, es decir, un panel que, además de una capa estructural, consta de otras tres capas más: la primera de ellas es una capa de impermeabilización situada sobre la anterior, la cual sirve de protección ante el paso del agua hacia la capa estructural para evitar que pueda deteriorarse. 
La siguiente es la capa biológica, la cual permitirá la colonización y la acumulación de agua en su interior. Actúa como microestructura interna, favorece la retención y dirige la expulsión de la humedad; puesto que tiene capacidad para captar y almacenar el agua de la lluvia, esta capa facilita el desarrollo de los organismos biológicos. 
Finalmente, la última se basa en una capa de revestimiento, la cual será discontinua y hará la función de impermeabilización inversa. Esta capa permitirá la entrada del agua de la lluvia y evitará su pérdida; de este modo, se redirigirá la salida del agua allá donde interesa obtener crecimiento biológico.
Ventajas ecológicas 
El nuevo material, que tiene aplicaciones diversas, ofrece ventajas de tipos medioambientales, térmicos y estéticos, según el equipo investigador, de la Escuela de Caminos, encabezado por Antonio Aguado y formado también por Ignacio Segura y Sandra Manso. 
Desde el punto de vista medioambiental, permite absorber y, por lo tanto, reducir el CO2 de la atmósfera, gracias al recubrimiento biológico. A la vez, tiene capacidad para captar la radiación solar, lo cual permite regular la conductividad térmica en el interior de los edificios en función de la temperatura lograda. 
El hormigón biológico funciona no sólo como material aislante y regulador térmico, sino también como alternativa ornamental, de forma que sirve para decorar la fachada de edificios o la superficie de construcciones con diferentes acabados y tonalidades cromáticas; está pensado para colonizar áreas determinadas, sin necesidad de cubrir toda una misma superficie, y con variedad de colores. La idea es crear una pátina de materia como cobertura biológica o pintura “viva”. 
Por otro lado, también ofrece la posibilidad de usos en zonas ajardinadas, como elemento decorativo y de integración paisajística y sostenible de elementos constructivos, para conseguir una mayor integración de estos con el entorno. 
Jardines verticales 
El material comporta un nuevo concepto de jardín vertical no sólo para edificios o elementos de nueva construcción, sino también para rehabilitar los existentes. 
A diferencia de los sistemas actuales de fachadas vegetadas y jardines verticales, el nuevo material plantea un crecimiento biológico sobre el mismo material soporte; por lo tanto, no necesita complejas estructuras portantes y permite seleccionar la zona de la fachada en la que se quiere obtener crecimiento biológico. 
Las fachadas vegetadas y los jardines verticales se basan en la utilización de un sustrato vegetal contenido en algún tipo de recipiente, o bien mediante cultivos totalmente independientes de sustrato, como por ejemplo los cultivos hidropónicos.
 Pero requieren complejos sistemas auxiliares al propio elemento constructivo (capas de material) e incluso estructuras adyacentes de tipo metálico o plástico que comportan complicaciones asociadas a cargas adicionales, así como reducción de luminosidad y reducción del espacio circundante del edificio. El nuevo hormigón “verde” consigue el crecimiento directo de los organismos a partir del conjunto multicapa.
Patente y comercialización 
La investigación ha dado fruto a una tesis doctoral que está elaborando Sandra Manso. Actualmente se está llevando a cabo la campaña experimental correspondiente a la fase de crecimiento biológico, que se realizará a caballo entre la UPC y la Universidad de Gent (Bélgica).
Esta investigación ha contado con el apoyo del profesor Antoni Gómez-Bolea, de la Facultad de Biología de la Universitat de Barcelona, quien ha hecho aportaciones en el ámbito de crecimiento biológico sobre materiales de construcción. 
Actualmente, la innovación está en vías de obtener la patente y la empresa catalana ESCOFET 1886 S.A., fabricante de paneles de hormigón arquitectónico y de mobiliario urbano, ya se ha mostrado interesada en comercializar el material.
   
HORMIGÓN A BASE DE CENIZAS

Imagen: Mulalo Doyoyo muestra el hormigón de cenizas – crédito de la foto Georgia Tech

Cada año, las plantas que generan energía a partir del carbón, las fábricas de acero y otras instalaciones energéticas e industriales producen millones de toneladas de desperdicios, la mayor parte de ellos en forma de ceniza resultante de diferentes procesos de combustión. Un ingeniero de la Escuela de Ingeniería Civil y Ambiental del Instituto Tecnológico de Georgia ha ideado un sistema que aprovecha estas cenizas para crear un nuevo material equiparable al hormigón. 
Mulalo Doyoyo es el responsable de este desarrollo, al que ha llamado Cenocell, y que ofrece una serie de características muy interesantes, tales como mucha resistencia y ligereza. Además, este “hormigón” tiene la peculiaridad de que se hace sin cemento, a diferencia del hormigón convencional, lo que lo hace más ecológico. 
Su creador considera que el nuevo material tiene una gran cantidad de posibilidades y ventajas, tales como una buena resistencia al fuego y su capacidad para aislar. Asimismo, este material “verde” podría reemplazar al hormigón, a la madera y a otros materiales en muchas aplicaciones no sólo en la construcción, sino también en el transporte o en el campo aeroespacial. 
“Gestionar la ceniza que genera la combustión de carbón es un problema para el mundo”, comenta Doyoyo en un
comunicado. “Usándolo para aplicaciones reales, nuestro proceso puede convertir la ceniza en una materia prima útil en lugar de un producto de desecho. Asimismo, tiene la potencialidad de crear una industria en nuevos tipos de trabajo en zonas del mundo donde son muy necesarias” 
Ceniza que vuela
La ceniza que vuela está compuesta de pequeñas partículas extraídas de los gases de combustión de los sistemas de control de la polución. La mayor parte de esas partículas debe quedar dispuesta como un producto de desecho, aunque ciertos tipos de cenizas pueden ser usadas para reemplazar una porción del cemento usado en el hormigón convencional. 
El Cenocell, producido a partir de ceniza en una reacción de productos químicos orgánicos, no requiere cemento ni otros ingredientes, como tierra o rocas, usados para fabricar el hormigón. Por otro lado tampoco requiere un largo periodo para que adquiera su máxima resistencia. 

 Este hormigón está considerado ya como un material respetuoso con el medio ambiente, sobre todo porque para su elaboración no hace falta generar dióxido de carbono ni gases de efecto invernadero, como ocurre con el hormigón convencional. El material es una alternativa real al hormigón, dice su creador, sobre todo a nuevos tipos de hormigón. 
Sus densidades pueden oscilar entre 0.3 y 1,6 y el material puede ser fabricado para soportar presiones superiores 3.200 kilos por pulgada. Estas propiedades son controladas eligiendo el tamaño adecuado de las partículas de ceniza, la composición química y el tiempo de endurecimiento, que puede ir de tres a veinticuatro horas. 
Las aplicaciones son muy amplias en términos de textura, propiedades, comportamiento y usos” comenta Doyoyo.“Sus posibilidades son enormes”. Así, sostiene que sería un buen material para infraestructuras, ya que tiene la posibilidad de funcionar como barrera para el fuego o para el ruido. Además, puede formar parte de pavimentos impermeables y reemplazar al hormigón o la madera en construcciones residenciales o comerciales
El Cenocell es más ligero que el más ligero de los hormigones. En el sector aeroespacial, por ejemplo, podría aplicarse como un revestimiento muy ligero resistente al calor. Debido a razones competitivas, este ingeniero no ha revelado la composición exacta de este material. Lo único que ha adelantado es que en el proceso se mezclan cenizas y productos químicos orgánicos. La reacción química produce espuma que, a su vez resulta en una “papilla” gris que se parece a la masa del pan. Después, se da forma al material y se caliente en el horno a unos 100 grados Celsius hasta conseguir la resistencia deseada. 
Un material homogéneo 
A diferencia del hormigón, que es el resultado de una mezcla de materiales unidos gracias elementos químicos, el Cenocell es un material homogéneo. Su tamaño y resistencia depende tanto del tiempo de endurecimiento como del tamaño de las partículas de ceniza usadas para su elaboración. Con estos datos, su creador asegura que podría ser fabricado a razón de 50 dólares por kilómetro cúbico. 
Doyoyo y su equipo de investigadores sólo ha creado una pequeña cantidad de muestras para su testeo. Han llegado a un acuerdo, sin embargo, con una empresa que fabrica hormigón para producir más cantidad y seguir con las pruebas. Su fabricación a gran escala podría llevarse a cabo con el mismo equipamiento usado en la actualidad para producir algunos tipos de hormigón. 
“Nos estamos centrando mucho en la industria de la construcción”, dice Doyoyo. “Si este material llega a ser usado para construir estructuras, se ahorrará mucha energía en calefacción y aire acondicionado porque tiene unas buenas propiedades aislantes”. 
Compilado de: Tendencias de la Ingeniería y Tendencias tecnológicas
Enlaces:

sábado, 22 de diciembre de 2012

LA TIERRA PERMANECE

La humanidad completa se ha dado cuenta del exhaustivo trabajo que hicieron seudos científicos, para influir a nivel global sembrando el temor de que todo terminaba o cambiaba el 21 de diciembre de 2012.
Estamos en el día 22 de diciembre de 2012 d.C.  y la Tierra permanece, sigue con su  rutinario quehacer [gira sobre si misma en 24 horas, se traslada alrededor de su estrella en 365 días y con ella se traslada alrededor del centro galáctico en 250.000 años].
Los seres humanos, solo viven un promedio de 90 a 100 años,  insignificante período de tiempo comparado con el tiempo cósmico.
El vídeo preparado por la NASA, explica las principales situaciones del eventual evento que ocurriría ayer; como estás leyendo esta entrada, tal evento no se produjo, la respuesta es obvia.

Si usted está leyendo este artículo, significa una cosa: el mundo no se acabó ayer.
De acuerdo con informes de los medios de una antigua profecía maya, el mundo iba a ser destruido el 21 de diciembre de 2012. Al parecer, no.
"Todo fue un error desde el principio", dice el Dr. John Carlson, director del Centro para la arqueo astronomía. "El calendario maya no termina el 21 de diciembre de 2012, y no hubo profecías mayas prediciendo el fin del mundo en esa fecha."
“La verdad, dice Carlson, es más interesante que la ficción”.
Carlson es un científico puro y duro - un astrónomo de radio que obtuvo su título estudiar galaxias distantes. Se interesó en el fenómeno de 2012, en los años 70, cuando asistió a una reunión de la Asociación Americana para el Avance de la Ciencia y aprendió acerca de la civilización perdida de los mayas.

Donde las selvas tropicales de Mesoamérica están ahora, una gran civilización floreció. La gente de la sociedad Maya construyó grandes ciudades, templos suntuosos y pirámides elevadas. En su punto máximo alrededor del año 800 d.C, la población era de más de 2.000 personas por kilómetro cuadrado en las ciudades - comparable al moderno Condado de Los Angeles. La astronomía maya dominaba, desarrolló un elaborado lenguaje escrito, y se fue detrás de los artefactos exquisitos.
Más convincente para Carlson fue sentido expansivo de los mayas de los tiempos. "Los mayas a veces empequeñecieron las escalas de tiempo utilizadas actualmente por los astrónomos modernos", explica. "De acuerdo con nuestra ciencia, el Big Bang se produjo 13.7 mil millones años.
Hay fechas y referencias de tiempo en las ruinas mayas que se remontan a miles de millones de millones de veces más lejos que eso. "
El Calendario Maya de la Cuenta Larga fue diseñada para llevar un registro de estos intervalos largos."Es el sistema de calendario más complejo jamás desarrollado por la gente en cualquier lugar."
Escrito con tipografía moderna, el Calendario de la Cuenta Larga se asemeja a la del odómetro de un automóvil. Es un base-20 modificado sistema en el que los dígitos rotativos representan potencias de 20 días. Debido a que las cifras giran calendario puede "darse vuelta" y repita el mismo ya que la repetición es la clave del fenómeno 2012.
Según la teología maya, el mundo fue creado hace 5.125 años, en una fecha gente moderna se escribe "11 de agosto de 3114 antes de Cristo." En ese momento, el calendario maya se veía así: 13.0.0.0.0
El 21 de diciembre de 2012, que es exactamente el mismo: 13.0.0.0.0
En el lenguaje de los académicos mayas, bak'tunes 13 ó 13 veces 144.000 días transcurridos entre las dos fechas. Este fue un intervalo significativo en la teología maya, pero, subraya Carlson, no uno destructivo. Ninguno de los miles de ruinas, tabletas, y menhires que los arqueólogos han examinado predecir un fin del mundo.

La ciencia moderna está de acuerdo. Expertos de la NASA recientemente se reunieron en un lugar de reunión de Google para revisar sus propios hallazgos con el público.
Don Yeomans, director del Programa de la NASA de objetos cercanos a la Tierra, “afirmó que no hay asteroides o cometas  conocidos en curso de colisión con la Tierra”. 
“Tampoco existe un planeta vagabundo que viene a destruirnos”. "Si hubiera algo por ahí como un planeta que se dirija a la Tierra", dijo el astrobiólogo de la NASA David Morrison, "ya sería [uno de] los objetos más brillantes en el cielo. Todo el mundo en la Tierra podía verlo. Usted no necesita pedirlo  al gobierno, acabo de salir a buscarlo. No está ahí”
Lika Guhathakurta, jefe de la Vida de la NASA con un Programa Star, dice que el Sol tampoco es una amenaza, "El sol ha quemado [su combustible] miles de millones de años - mucho antes de que existieran los mayas - y nunca se ha destruido el mundo".

"En este momento el sol se acerca al máximo de su ciclo de actividad de 11 años", añadió, "pero esta es la wimpiest [del] ciclo solar de los últimos 50 años. Informes al contrario son exagerados".
¿Cuál sería la reacción de los antiguos Mayas ante tanto alboroto? Carlson cree saber la respuesta.
"Si pudiéramos (traer mediante una máquina del)  tiempo a un maya hasta el presente, se diría que 21 de diciembre 2012, es una fecha muy importante. Muchos Maya  creían que sus dioses habían creado el mundo hace 5125 años y que volverían. Uno de ellos en particular, una deidad enigmática llamada K'uh Bolon Yokte ', llevaría a cabo viejos ritos de paso, para definir el espacio y el tiempo con el fin de  regenerar el cosmos”. "El mundo se actualiza, no se destruye”.
"He estado esperando experimentar el día de hoy por más de 30 años", dice.
Para él, "experimentando 21 de diciembre 2012" significa visitar el país de origen maya en Yucatán, y pensando de nuevo a la altura de la civilización Maya, cuando los seres humanos antiguos contemplan extensiones de órdenes de magnitud de tiempo más allá de los horizontes actuales.
Y, por supuesto, apreciando el hecho de que el mundo no se acabó ayer .

Y ayer 21 de diciembre del calendario gregoriano,  correspondía al Tewth 8 del año Hebreo 5773; al Yawn Al-Jum'a 7 del safar 1.434 del calendario musulmán; en el calendario Persa es el año 1.391; y así sigue en otros calendarios. Recordemos que nuestro calendario no tiene año  cero (0). Los calculos por lo tanto, con todas la variantes que ha tenido obligan a exhaustivos estudios para conectar fechas arqueológicas con la realidad actual.
Fuente: Dr. Tony Phillips / ScienceNews / Wikipedia / Breve Historia de la Tierra 

jueves, 20 de diciembre de 2012

MEDICIÓN DE LA PRESIÓN CRANEAL SIN EL DOLOR DE CABEZA


La presión intracraneal

La investigación espacial ha permitido desarrollar una nueva técnica que permite medir la presión dentro del cráneo, utilizando  mediante simples auriculares, ondas de sonido.
Este dispositivo es un eficaz sistema de alerta temprana, direccionada especialmente para los pacientes que se recuperan de cirugía cerebral o accidentes que han lesionado la cabeza.
Nuestro cuerpo controla la presión permitiendo alertar oportunamente las eventuales situaciones peligrosas que le puedan afectar; lo hace con la sangre y también controla el líquido que rodea el cerebro, protegiéndolo de golpes en el cráneo.

El líquido que rodea el cerebro, es el líquido cefalorraquídeo, conocido como LCR, es un líquido transparente que baña el encéfalo y la médula espinal. Circula por el espacio subaracnoideo, los ventrículos cerebrales y el canal medular central, sumando un volumen entre 100 a 150 ml en condiciones normales. Este líquido puede enturbiarse por la presencia de leucocitos o la presencia de pigmentos biliares. Hay numerosas enfermedades que alteran su composición y su estudio es importante y con frecuencia, determinante en las infecciones meníngeas, carcinomatosis y hemorragias.
Es un componente fundamental del cuerpo humano, protege el cerebro dentro del cráneo, transporta nutrientes al tejido cerebral y se lleva los desechos. La hipertensión intracraneal  [HIC] es un trastorno serio en el que la presión del líquido dentro del cráneo es demasiado alta. El síntoma más común es un insoportable dolor de cabeza que no se alivia con ninguna medicamentación.

Los astronautas, cuando están en órbita, se basan en el sistema de cómo su cuerpo controla la presión, cuando esta debe regular la acumulación de líquido; por lo que las Agencias Espaciales están interesadas en entender su funcionamiento y adaptación a la ingravidez.
El monitoreo nos es sencillo, para lograr conocer la “presión intracraneal”, hay muchas técnicas, pero estas son incomodas, invasivas y requieren un funcionamiento profesional.
En 1994, Paul Avan, de la Universidad de Auvergne en Clermont Ferrand, Francia, investigó la posibilidad de medir los cambios de presión desarrollando un dispositivo para medir la presión del oído medio y escuchar los ecos que permiten calcular el cambio de presión entre las lecturas.
Paul estaba trabajando en este dispositivo para medir la presión intracraneal  cuando la Agencia Francesa del Espacio – CNES – le solicitó que lo utilizara en un avión, durante 22 segundos de ingravidez  de vuelo parabólico.

Reposo en cama
Después de este prometedor comienzo, fue mejorado durante un estudio de reposo en cama, que ESA organizó en el Centro Espacial Alemán  - DLR – el año pasado. La ESA ayudó instrumentalmente a mejorar el sistema y hacerlo más pequeño” dice Paul.
El reposo en cama permite a los científicos, estudiar una manera de ver como el cuerpo humano se adapta a la ingravidez; lo que permite a los investigadores probar técnicas que permitan contrarrestar los efectos negativos cuando se vive en el espacio.
  
El resultado de estos estudios, fue un ordenador del tamaño de un disco duro portátil que produce y analiza el sonido, pudiéndose utilizar incluso en entornos ruidosos, como es la sala de emergencias de un hospital.

Concordia - Antártica

Durante 2013, este dispositivo se pondrá a prueba en la base internacional de investigación Concordia ubicada en la antártica. Este experimento lo patrocina la ESA y los tripulantes que registrarán  cambios de presión  en el cráneo, vivirán en la aislada base a a 3.200 metros de altura.
Al igual que los astronautas en el espacio, quienes viven en Concordia, sufren de dolores de cabeza debido a la tensión extrema y falta de sueño.
El estudio de la presión intracraneal, dará pistas sobre como se podrá combatir el dolor y, finalmente, ayudar a la gente de las regiones más habitables de la Tierra que sufren de dolores de cabeza.  Paul comenta: “Si funciona en Concordia, funcionará en cualquier lugar”.
Fuente: ESA  Bedrest Studies – dic.2012 / Wikipedia
Enlaces:
Reposo en cama:
¿Porque los estudios de reposos en cama?
¿Quienes participan?

Entrada efectuada a las 01:33 UTC - 21.dic.2012

"LA ÚLTIMA NOCHE DEL MUNDO"




Hace unos 4.000 millones de años, en un pequeño planeta aún en formación,  aparecieron los primeros balbuceos de vida en lagunas y océanos; en momentos que los relámpagos y la luz ultravioleta del Sol, descomponían moléculas simples, ricas en hidrógeno. De la atmósfera primitiva y sus fragmentos, al combinarse espontáneamente, produjeron moléculas más complejas.  500 millones de años después, los productos se esta química se disolvían en los océanos, formando una especie de sopa orgánica cuya complejidad crecía paulatinamente. 
Hace unos 3.200 millones de años, células vivas microscópicas evolucionan sobre la Tierra. Los mares alcanzaron la consistencia de una sopa caliente y diluida. Se organizaron moléculas y se dio impulso a complejas reacciones químicas sobre una superficie de arcillas. 
Y un día surgió una molécula que por puro accidente fue capaz de fabricar bastas copias de si misma utilizando como bloques constructivos otras moléculas de la sopa. Es el primer antepasado del ácido desoxirribonucleico, el ADN, la molécula maestra de la vida en el planeta Tierra.
La vida evoluciona lentamente, y en un momento indeterminado del tiempo, aparece, la Mente.
Y como no hay nada más precioso que la Mente, su alumbramiento determinó el nacimiento de la vida inteligente.
Desde entonces, la naturaleza ha cosechado; a veces desapasionadamente, también  ha eliminado lo que no servía.

Hoy, vísperas del solsticio de verano en el hemisferio sur y de invierno en el del norte, la humanidad lo recibe con aprehensión, lo miedos ancestrales  enraizados desde épocas que no podían entender que eran esas luces colgadas cual lámparas en el cielo, los movimientos terrestres que los destruían, feroces tormentas eléctricas que incendiaban su entorno, y ocasionalmente, caída de rocas desde lo alto; aún permanecen escondidos en los recovecos del entendimiento humano.
La tecnología que desarrollaron, aún no le permite superar esos temores. Le es aún difícil comprender las maravillas del cosmos y que estas se desarrollan dentro de límites temporales diferentes al limitado período que los seres humanos viven.
Más aún, una propaganda agresiva, basada en interpretaciones de legados históricos de civilizaciones desaparecidas, de predicciones efectuadas por personas que en su momento histórico, su mundo estaba circunscrito al entorno conocido en su época; sentimientos religiosos según interpretaciones de cada creencia, influyen en su estimación de que el 21 de diciembre de 2012, ocurrirán eventos cataclísmicos. Lo que vendrá, será el inicio del verano, y el mundo seguirá su marcha con los imprevistos cotidianos de cada día.
Esta situación me hizo recordar el cuento de Ray Bradbury incluido en su libro escrito en 1951 titulado “El Hombre Ilustrado”, que relata  una situación bastante parecida. El relato se llama “La Última Noche del Mundo”; la transcribo para quienes deseen  conocer como hace más de medio siglo, un escritor visualizó el eventual comportamiento humano.
“La Última Noche del Mundo”
-¿Qué harías si supieras que ésta es la última noche del mundo?
-¿Qué haría? ¿Lo dices en serio?
-Sí, en serio.
-No sé. No lo he pensado.
El hombre se sirvió un poco más de café. En el fondo del vestíbulo las niñas jugaban sobre la alfombra con unos cubos de madera, bajo la luz de las lámparas verdes. En el aire de la tarde había un suave y limpio olor a café tostado.
-Bueno, será mejor que empieces a pensarlo.
-¡No lo dirás en serio!
El hombre asintió.
-¿Una guerra?
El hombre sacudió la cabeza.
-¿No la bomba atómica, o la bomba de hidrógeno?
-No.
-¿Una guerra bacteriológica?
-Nada de eso -dijo el hombre, revolviendo suavemente el café-. Sólo, digamos, un libro que se cierra.
-Me parece que no entiendo.
-No. Y yo tampoco, realmente. Sólo es un presentimiento. A veces me asusta. A veces no siento ningún miedo, y sólo una cierta paz.-Miró a las niñas y los cabellos amarillos que brillaban a la luz de la lámpara-. No te lo he dicho. Ocurrió por vez primera hace cuatro noches.
-¿Qué?
-Un sueño. Soñé que todo iba a terminar. Me lo decía una voz. Una voz irreconocible, pero una voz de todos modos. Y me decía que todo iba a detenerse en la Tierra. No pensé mucho en ese sueño al día siguiente, pero fui a la oficina y a media tarde sorprendí a Stan Willis mirando por la ventana, y le pregunté: “¿Qué piensas, Stan?”, y él me dijo: “Tuve un sueño anoche”. Antes de que me lo contara yo ya sabía qué sueño era ése. Podía habérselo dicho. Pero dejé que me lo contara.
-¿Era el mismo sueño?
-Idéntico. Le dije a Stan que yo había soñado lo mismo. No pareció sorprenderse. Al contrario, se tranquilizó. Luego nos pusimos a pasear por la oficina, sin darnos cuenta. No concertamos nada. Nos pusimos a caminar, simplemente cada uno por su lado, y en todas partes vimos gentes con los ojos clavados en los escritorios, o que se observaban las manos, o que miraban la calle. Hablé con algunos. Stan hizo lo mismo.
-¿Y todos habían soñado?
-Todos. El mismo sueño, exactamente.
-¿Crees que será cierto?
-Sí, nunca estuve más seguro.
-¿Y para cuándo terminará? El mundo, quiero decir.
-Para nosotros, en cierto momento de la noche. Y a medida que la noche vaya moviéndose alrededor del mundo, llegará el fin. Tardará veinticuatro horas.
Durante unos instantes no tocaron el café. Luego levantaron lentamente las tazas y bebieron mirándose a los ojos.
-¿Merecemos esto? -preguntó la mujer.
-No se trata de merecerlo o no. Es así, simplemente. Tú misma no has tratado de negarlo. ¿Por qué?
-Creo tener una razón.
-¿La que tenían todos en la oficina?
La mujer asintió.
-No quise decirte nada. Fue anoche. Y hoy las vecinas hablaban de eso entre ellas. Todas soñaron lo mismo. Pensé que era sólo una coincidencia. -La mujer levantó de la mesa el diario de la tarde-. Los periódicos no dicen nada.
-Todo el mundo lo sabe. No es necesario. -El hombre se reclinó en su silla mirándola-. ¿Tienes miedo?
-No. Siempre pensé que tendría mucho miedo, pero no.
-¿Dónde está ese instinto de autoconservación del que tanto se habla?
-No lo sé. Nadie se excita demasiado cuando todo es lógico. Y esto es lógico. De acuerdo con nuestras vidas, no podía pasar otra cosa.
-No hemos sido tan malos, ¿no es cierto?
-No, pero tampoco demasiado buenos. Me parece que es eso. No hemos sido casi nada, excepto nosotros mismos, mientras que casi todos los demás han sido muchas cosas, muchas cosas abominables.
En el vestíbulo las niñas se reían.
-Siempre pensé que cuando esto ocurriera la gente se pondría a gritar en las calles.
-Pues no. La gente no grita ante la realidad de las cosas.
-¿Sabes?, te perderé a ti y a las chicas. Nunca me gustó la ciudad, ni mi trabajo, ni nada, excepto ustedes tres. No me faltará nada más. Salvo, quizás, los cambios de tiempo, y un vaso de agua helada cuando hace calor, y el sueño. ¿Cómo podemos estar aquí, sentados, hablando de este modo?
-No se puede hacer otra cosa.
-Claro, eso es; pues si no estaríamos haciéndolo. Me imagino que hoy, por primera vez en la historia del mundo, todos saben qué van a hacer de noche.
-Me pregunto, sin embargo, qué harán los otros, esta tarde, y durante las próximas horas.
-Ir al teatro, escuchar la radio, mirar la televisión, jugar a las cartas, acostar a los niños, acostarse. Como siempre.
-En cierto modo, podemos estar orgullosos de eso…como siempre.
El hombre permaneció inmóvil durante un rato y al fin se sirvió otro café.
-¿Por qué crees que será esta noche?
-Porque sí.
-¿Por qué no alguna otra noche del siglo pasado, o de hace cinco siglos o diez?
-Quizá porque nunca fue 19 de octubre de 2069, y ahora sí. Quizá porque esa fecha significa más que ninguna otra. Quizá porque este año las cosas son como son, en todo el mundo, y por eso es el fin.
-Hay bombarderos que esta noche estarán cumpliendo su vuelo de ida y vuelta a través del océano y que nunca llegarán a tierra.
-Eso también lo explica, en parte.
-Bueno -dijo el hombre incorporándose-, ¿qué hacemos ahora? ¿Lavamos los platos?
Lavaron los platos, y los apilaron con un cuidado especial. A las ocho y media acostaron a las niñas y les dieron el beso de buenas noches y apagaron las luces del cuarto y entornaron la puerta.
-No sé…-dijo el marido al salir del dormitorio, mirando hacia atrás, con la pipa entre los labios.
-¿Qué?
-¿Cerraremos la puerta del todo, o la dejaremos así, entornada, para que entre un poco de luz?
-¿Lo sabrán también las chicas?
-No, naturalmente que no.
El hombre y la mujer se sentaron y leyeron los periódicos y hablaron y escucharon un poco de música, y luego observaron, juntos, las brasas de la chimenea mientras el reloj daba las diez y media y las once y las once y media. Pensaron en las otras gentes del mundo, que también habían pasado la velada cada uno a su modo.
-Bueno -dijo el hombre al fin.
Besó a su mujer durante un rato.
-Nos hemos llevado bien, después de todo -dijo la mujer.
-¿Tienes ganas de llorar? -le preguntó el hombre.
-Creo que no.
Recorrieron la casa y apagaron las luces y entraron en el dormitorio. Se desvistieron en la fresca oscuridad de la noche, y retiraron las colchas.
-Las sábanas son tan limpias y frescas…
-Estoy cansada.
-Todos estamos cansados.
Se metieron en  la cama.
-Un momento -dijo la mujer.
El hombre oyó que su mujer se levantaba y entraba en la cocina. Un momento después estaba de vuelta.
-Me había olvidado de cerrar los grifos.
Había ahí algo tan cómico que el hombre tuvo que reírse.
La mujer también se rió. Sí, lo que había hecho era cómico de veras. Al fin dejaron de reírse, y se tendieron inmóviles en el fresco lecho nocturno, tomados de la mano y con las cabezas muy juntas.
-Buenas noches -dijo el hombre después de un rato.
-Buenas noches -dijo la mujer.
____________________________
 Fuente: “The Illustrated Man” Ray Bradbury  [22 de agosto de 1920 – 05 de junio de 2012] edición original  en inglés 1951.
Crédito de la imagen: 2010 Space Odyssey  - MGM

P.S: En 1969 se llevó al cine, los protagonistas principales fueron Claire Bloom y Rod Steiger. La producción de la película incluyó este cuento, pero modificó el final; ante el temor por lo que sucedería, los padres deciden sacrificar a sus hijos para no sufran.

Si lo lees, ¿Qué respuesta tendría para estas preguntas?:
-         Estas de acuerdo con las personas que invirtieron en fabricarse un refugio o compraron artículos básicos para sobrellevar una eventual salvación?
-         Si fuera una situación real, que harías?
-         Podremos aprender algo de este cuento?
-         Que opinión tienes de este cuento?