sábado, 5 de noviembre de 2011

HOSTILIDAD HACIA LA RELIGION EN EL MUNDO


Mapa mundial de 1883, dividido por colores que representan a cristianos, budistas, hindúes, musulmanes y fetichistas (que otorgan atributos sobrenaturales a objetos o “fetiches”). Fuente: Wikimedia Commons

Un informe de Pew Research Center’s Forum on Religion & Public Life, titulado “Rising Restrictions on Religion” ha puesto en relieve que el control gubernamental sobre las religiones incrementa la vulnerabilidad de las minorías religiosas.
En nuestro planeta, alrededor  de un tercio de la población (unos 2.300 millones de personas)  viven en países en que las restricciones de gobierno hacia la religión, han aumentado las hostilidades desde 2006 hasta mediados de 2009.
Estas restricciones gubernamentales, contemplan leyes, políticas y acciones a nivel de los Estados, en relación a las religiones de cada país, en los cuales se cuentan hostilidades sociales con algún tipo de agresión a individuos, organizaciones o grupos sociales por su religión.
Las restricciones a las creencias y prácticas religiosas aumentaron en 23 de los 198 países del planeta (12%), se redujeron  en 12 países (6%) y sin cambio permanecieron 163 países (82%).
Entre los 25 países más poblados del mundo, cuya población representa el 75% de la población total de la Tierra, las restricciones a la religión se incrementaron mucho en ocho naciones, y no decrecieron sustancialmente en ninguna.
En China, Nigeria, Rusia, Tailandia, el Reino Unido y Vietnam, el incremento de dichas restricciones se debió principalmente al aumento de los niveles sociales de hostilidad vinculada a la religión. En Egipto y Francia, este incremento fue, por el contrario, principalmente una consecuencia de restricciones gubernamentales.
Estos resultados sugieren que se estaría produciendo una polarización gradual: los países con altas restricciones religiosas se estarían volviendo más restrictivos, mientras que aquéllos con restricciones relativamente bajas son menos restrictivos.
Egipto, concretamente, está muy alto en el ranking, tanto por las restricciones gubernamentales como por las hostilidades sociales hacia la religión.  Europa, por su parte, presentó la mayor proporción de países en los que las hostilidades sociales relacionadas con la religión fueron en aumento desde 2006 hasta 2009. De hecho, cinco de cada 10 países en los que se dio esta situación son de Europa: Bulgaria, Dinamarca, Rusia; Suecia y Reino Unido. Las hostilidades sociales relacionadas con la religión también aumentaron en Asia, sobre todo en China, Tailandia y Vietnam.
Los seguidores de los dos grupos religiosos principales del mundo cristiano y musulmán, que juntos constituyen más de la mitad de la población global, fueron hostigados en el mayor número de países.
Concretamente, durante el periodo de tiempo analizado, se registraron incidentes de hostigamiento gubernamental o social hacia los cristianos en 130 países (66%) y hacia los musulmanes en 117 países (59%).
Los budistas y los hindúes, que juntos conforman un quinto de la población mundial y cuya ubicación se encuentra más concentrada geográficamente que la de los cristianos y musulmanes, afrontaron hostigamientos en menos lugares: se registraron ataques contra budistas en 16 países (8%), y contra hindúes en 27 países (14%).
Algunos grupos religiosos se enfrentaron a un hostigamiento especialmente extendido. Aunque los judíos comprenden menos del 1% de la población mundial, el hostigamiento social o gubernamental contra ellos fue registrado en 75 países (38%).
Fuente: Compilado de Tendencias 21 (Marta Lorenzo)
Leer más: