jueves, 19 de mayo de 2011

LDL COLESTEROL MALO – NO ES TAN MALO

Imagen: Placas de colesterol en un a arteria-crédito Tamu.edu

LDL o lipoproteína de baja densidad más conocida como “colesterol malo” resulta que no es tan malo, por cuanto es clave en la constitución de la masa muscular; y su bajo nivel puede causar problemas serios de salud.
Es la conclusión que han llegado unos científicos de la Universidad de Texas A & B en los Estados Unidos, luego de controlar individuos no físicamente activos entre los 60 y 69 años de edad.
El trabajo de Steve Riechman, que lideró la investigación, junto a colegas de la Universidad de Pittsburgh, Kent State University, Centro de Peso de la Universidad Jhons Hopkings,  fue publicado en el Journal of Gerontology.

De los 52 adultos examinados que se encontraban en general con buena salud,  pero no activos físicamente porque no participaban en ningún programa de formación, mostraron que después de entrenamientos fuertes, habían ganado en su mayoría masa muscular a pesar de tener altos niveles de LDL, sorprendiendo a los investigadores.
Ellos explican que los tejidos del cuerpo necesitan colesterol, y que cuanto más LDL se tenga en la sangre, el organismo tendrá más posibilidades de ganar masa muscular durante entrenamientos de resistencia.
Todos los seres humanos tienen  colesterol, y el LDL es normalmente calificado como colesterol malo porque tiende a acumularse en las paredes de las arterias, provocando disminución del flujo de sangre el cual conduce a enfermedades del corazón. En cambio el HDL llamado colesterol bueno, ayuda a eliminar el colesterol de las arterias.
Los investigadores dicen que el LDL tiene un útil propósito, por actuar como señal de que algo está mal. Por consiguiente, todos necesitamos de ambos colesteroles para que nuestro organismo marche bien.

No es viable eliminar el LDL en su totalidad sin que se produzcan problemas graves; nuestros tejidos necesitan  el LDL y el HDL lo controla manteniendo lo que el cuerpo necesita. Los investigadores dicen que este estudio puede ser útil en la condición llamada sarcopenia, que es la pérdida de masa muscular debido al envejecimiento y que después de los 40 años se va perdiendo a un ritmo de de un 5 por ciento cada diez años.
Preocupante, ya que la masa muscular es el principal determinante de la fuerza física.
Fuente: Tendencias21 (Y.Martínez) / Texas A & M News 04.05.2011
Leer más: