viernes, 8 de abril de 2011

CATÉTERES DE USO CLÍNICO CON ELECTRÓNICA ESTIRABLE



Un equipo de científicos de los materiales, ingenieros eléctricos y mecánicos, y médicos, ha integrado con éxito la tecnología de electrónica estirable en los catéteres estándar para usos clínicos cardíacos. Los catéteres son tubos largos y flexibles que pueden pasarse a través de una vena o arteria hasta llegar al interior del corazón. Los catéteres con globos inflables en un extremo son usados comúnmente para la angioplastia, la colocación de un stent (pequeño tubo implantable para reparación arterial) y en otros procedimientos. Cuando ya está en su lugar, el globo se infla y presiona suavemente contra el tejido circundante para abrir válvulas o vasos sanguíneos. Los cardiólogos especializados en trastornos del ritmo cardiaco usan catéteres con electrodos en un extremo para crear mapas de las arritmias, y para eliminar selectivamente a pequeños grupos de células que se contraen de manera desincronizada. Los actuales procedimientos invasivos para tratar la arritmia usan dos catéteres rígidos separados: uno que, punto a punto, crea un mapa del corazón a medida que el cardiólogo maniobra el tubo en busca de irregularidades, y otro con un electrodo en el extremo que elimina puntos identificados como anormales, uno a la vez.
El globo desarrollado por el equipo de John A. Rogers de la Universidad de Illinois en Urbana-Champaign, puede realizar ambas funciones simultáneamente en grandes zonas del corazón, utilizando conjuntos integrados de electrodos y censores multifunción para eliminar grupos de células.