viernes, 25 de febrero de 2011

ENFERMEDADES OSEAS Y LA INTOLERANCIA A LA LACTOSA

Las personas con intolerancia a la lactosa, real o autodiagnosticada, podrían presentar un mayor riesgo de padecer una enfermedad ósea como la osteoporosis, según advierten los especialistas de la Asociación Española de Dietistas-Nutricionistas (AEDN), que aconseja no suprimir todos los lácteos de la dieta, por ser la principal fuente de calcio.
Uno de los miembros de la asociación - Julio Basulto - dice que "La exclusión de los lácteos de la dieta sin asesoramiento, por parte de expertos en nutrición humana y dietética, puede suponer un factor de riesgo para presentar ingestas inadecuadas de calcio. Si el organismo no recibe una cantidad adecuada de dicho mineral aumenta el riesgo de padecer dolencias relacionadas con la perdida de masa ósea, como la osteoporosis".
Por ello, desde la AEDN se aconseja a las personas, que tengan o crean tener intolerancia a la lactosa, que acudan a un dietista-nutricionista para que les asesore sobre su dieta.Una alimentación diaria debe tener un nivel adecuado de calcio, que aportan de forma mayoritaria los lácteos.
La Agencia Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) considera que existen pruebas científicas suficientes que permiten afirmar que el yogur mejora la digestión de la lactosa en personas con dificultades en la digestión de la leche y sus derivados.

EL YOGUR, FUENTE DE CALCIO
En este sentido, los expertos de la AEDN recomiendan a las personas con síntomas de malabsorción de la lactosa el consumo de yogur como fuente de calcio,siempre dentro del marco de una dieta saludable que priorice el consumo de alimentos de origen vegetal.
Igualmente, recuerdan que es importante no confundir la intolerancia a la lactosa, que da lugar a una sintomatología más grave, con deficiencia de lactasa,haciendo necesario que un especialista en gastroenterología sea el que realice el diagnóstico de esta afección, debido que en muchos casos se autodiagnóstica sin haber pasado ninguna clase de prueba médica.


Glosario: También se escribe yogurt, yogourt o yoghourt - la RAE admite solo esbrirlo yogur - es  una forma de leche ácida modificada que se dice tuvo su origen en Bulgaria. Para su elaboración se puede partir no solo de leche vacuna sino también de cabra y oveja, entera, parcial ó totalmente descremada, previamente hervida ó pasteurizada.
Fuente: SoloCiencia