sábado, 18 de diciembre de 2010

VA PENSIERO Un Poema a la LIBERTAD



El hermoso coro la opera Nabuco de G. Verdi, en una versión  muy especial de Nana Mouskuory, que cantó en 1994.

Cuando canta con tu libertad
Cuando lloras también lloro tu pena
Cuando tiemblas yo rezo por tu libertad
En la dicha o el llanto yo te amo
Recordar días sinluz de tu miseria
Mi país olvidó por un tiempo quién eras
Cuando cantas yo canto con tu libertad
Cuando tu estas ausente yo espero
Es tu religión o quizás realidad
Una idea revolucionaria
Creo yo que eres tú la única verdad
La nobleza de nuestra humanidad
Por salvarte se puede luchar
Esperarte sin desfallecer
Cuando cantas yo canto con tu libertad
En la dicha o el llanto yo te amo
La canción de esperanza
Es tu nombre y tu voz
Y la historia nos lleva
Hacia tu eternidad
Libertad - Libertad



El coro de la Universidad de Concepción, canta Va Pensiero
Para quién interese conocer la letra original y su traducción al español de Va Pensiero de la opera Nabuco, la transcribo a continuación.
Va, pensiero, sull'ali dorate;
va, ti posa sui clivi, sui colli,
ove olezzano tepide e molli
l'aure dolci del suolo natal!
Del Giordano le rive saluta,
di Sionne le torri atterrate...
Oh, mia patria sì bella e perduta!
Oh, membranza sì cara e fatal!
Arpa d'or dei fatidici vati,
perchè muta dal salice pendi?
Le memorie nel petto raccendi,
ci favella del tempo che fu!
O simile di Sòlima ai fati
traggi un suono di crudo lamento,
o t'ispiri il Signore un concento
che ne infonda al patire virtù,
che ne infonda al patire virtù,
che ne infonda al patire virtù,
al patire virtù!


En español
Ve, pensamiento, sobre alas doradas;
¡ve, pósate en las praderas, en las colinas,
donde exhalan su fragancia tibios y suaves
los aires dulces de la tierra natal!
Del Jordán las orillas saluda,
de Sión las torres derruídas...
¡Oh, patria mía, tan hermosa y perdida!
¡Oh, recuerdo tan grato y fatal!
Arpa de oro de los fatídicos hados,
¿por qué muda del sauce cuelgas?
Los recuerdos en el pecho reenciendes,
¡háblanos del tiempo que fue!
Oh semejante a los hados de Solima
traes un sonido de crudo lamento,
ojalá te inspire el Señor una melodía
que infunda al padecer virtud,
que infunda al padecer virtud,
que infunda al padecer virtud,
¡al padecer virtud!


Nota: Quienes reciben estas entradas por correo, tendrán que abrir el Blog para escuchar a Nana Mouskoury y al Coro de la Universidad de Concepción.

En un momento de tanta aceleración, un relajo en el camino.